2009-02-26

La boda del año







En 5 minutos me marcho a Mérida a la boda del año. No, no es de ningún famoso. Ni de un torero, ni cantante. Es de alguien de mi familia.

Yo soy poco romántica, la verdad, seguramente me quedan muchos sentimientos por experimentar en la vida. Pero ÉSTA sí es una boda romántica,
hasta yo lo sé.

¿Recordáis a mi abuelo, el que murió el año pasado? Bien, pongamos que mi abuelo tenía un amigo de toda la vida. Y viudo. Y pongamos que mi abuelo tiene un montón de hermanos, una de ellas viuda. Ambos octogenarios. A ambos les unía algo muy fuerte. Y a partir de mañana, unidos para siempre.

¿No es bonito?

Vale, lo cuento de una forma un poco pastelosa. Lo que vengo a decir es que se confirma el dicho "el amor no tiene edad". Y yo que me alegro. Hay que repartir amor por donde se pueda (hay mil variantes, cada uno escoja la suya). Se evitarían muchos problemas si se dejaran a un lado las tonterías del día a día y se diera un poquito de amor, ¿no creéis? (Anda que no mola ná la campaña de "abrazos gratis" :P)


Besos y besas a todos y todas sin excepción

Nos vemos el domingo :)

3 comments:

erMoya said...

Hola, te acabo de dejar un recadito en mi blog :P

Besos!

Berta said...

No sabía que habías vuelto al blog, y además con nueva apariencia! Me encanta! :D

P.D.: Genial la boda, me alegro mucho por ellos :)

Hackett said...

Mérida es muy bonita, la parte romana, claro está, por fortuna para los novios y sus invitados, se celebrara en febrero.

Casarse en febrero está bien, pero yo he visto una boda en agosto en Mérida a la que asistían algunos militares y no te digo que del calor se le derritiera el sable (por favor, léase esta frase con los mejores ojos posibles ^^), pero casi, casi. Sinceramente, no sé como aguantaban con los uniformes y el calor que hacía.

Felicidades por el blog.