2010-01-20

¿Estamos tontos, o qué?

Hay cosas que me superan y que no consigo entender, de ninguna de las maneras, no me entran en la cabeza.

Palabras de Ángeles González-Sinde:
"Otra cosa es poner en cuestión que somos dueños de nuestras ideas", distinguió la ministra, para quien respetar el derecho de autor es "fundamental", porque no se pueden explotar las ideas ajenas sin el conocimiento del creador, recordó.

Una persona que verdaderamente ama la música, que vive por y para ella, con sentimiento sincero, sin pensamientos retorcidos, QUIERE que su obra llegue a cuantos más sitios, mejor, sin cerrar puertas, puesto que se perjudica a sí mismo. Una persona que compone para mostrar lo más oculto de sí, y está deseando mostrarlo a los demás, quiere poder cambiar algo o, simplemente, mover un poquito las entrañas de quien lo escucha, o hacer sentir cosas a los demás, y le importa un bledo si lo ponen en la peluquería, en el supermercado, o en la discoteca más grande de la ciudad.

Músico: Si de verdad amas tu trabajo, y este es dedicarte a la música, que es algo que sale de dentro y que a quien le apasiona no tiene palabras para describir lo que le hace sentir cuando la interpreta, no permitas que los mandamases peseteros pisoteen tus derechos y jueguen con algo con tantísimo valor, único y especial, como si fuera un producto del mercado de la esquina. Y no dejes que otros "músicos" montados en el dólar te representen.

Mandamases peseteros: No os riáis del público, que es el que verdaderamente da sentido a este trabajo, pues sin ellos no tendríamos posibilidades de enseñar lo que hacemos. Dejad de tocar las narices a la gente, dejad de sacar dinero a quien lo necesita, dejaos de subnormalidades y de cobrarnos por respirar (¡El aire también emite sonidos cuando se respira fuerte! ¿Y si casualmente tengo un resfriado y mi nariz emite las 10 primeras notas de la 5ª de Beethoven? ¿Me vas a multar?).

Público: Sigue difundiendo la música por donde te dé la real gana. Compra, descarga, enseña a tus colegas, pónselo a tu perro. Y si te gusta, asiste a conciertos. Realmente así le das de comer a los músicos, y además ellos se sienten realizados por poner en práctica lo que más les mueve. Es la forma más sincera de ganarse los cuartos.

Público caradura: no plagies, y cita siempre a los autores ;)

(Y me faltan mil cosas por decir, pero mi cabreo me las bloquea)

P.D.: una música indignada

2 comments:

.?. Ŀ-Kitsch ?.? said...

si estornudas y te sale la 5ta de beethoven podrías ganar factor X ajajajaj

Es indignante, almenos cada día hay mas música libre realmente buena.

Lo ultimo son esas medidas absurdas ed la SGAE de prohibir la radio en las peluquerías!!! Es un concepto tan bruto, es decir... No hace ningun mal a nadiee... como publicista piensas "cojones pero si es público que escucha la radio por casualidad = se hace fan, grupos que suenan tbn pueden ganar público...más oyentes para anuncios, es decir todos ganan... Me parece una verguenza que hagan eso....

Hay miles de medidas mejores, pero claro sería en benficio de los artistas y los públicos, no para los 4 cerdos que se llenan los bolsillos a costa de algo tan sagrado como la música.

Saludos!! xDDD

erMoya said...

En referencia a la primera parte de tu post, creo que últimamente el concepto de "músico" anda algo difuso. Como dices hay muchos que hacen música porque sí, porque les de dentro etc. Pero también hay muchos que, desarrollando la misma actividad y por tanto denominándose también "músicos", su objetivo no es hacer música porque sí, sino vender.
Y ese es el problema, se pretende proteger a éstos últimos en detrimento de los primeros.

Y lo dejo aquí antes de que empiece a soltar barbaridades contra media España.

Por cierto, técnicamente, si estornudas y te salen las 10 primeras notas de la 5ª de Beethoven no te pueden multar... a menos que te salgan las 10 primeras notas de una variación de la 5ª que fuese ideada por, por ejemplo, Karajan hace menos de 50 años. Y es que pasado un (largo) tiempo tras la muerte del autor, los derechos de autor expiran y las obras pasan a ser dominio público.

Besos!